Birdman y The Grand Budapest Hotel: Los grandes ganadores del Oscar.

Mi predicciones fueron un 70% acertadas y me siento muy contenta (hasta podría decir afónica) de que las tres mejores películas, según de su servidora, hayan ganado varios premios. Lo más increíble es que BIRDMAN haya ganado como mejor película.

Aunque muchos ya han empezado a subirse al tren del mame, que más da. Un talento mexicano arrasó en todos las premiaciones habidas y por haber tanto por su dirección como su creatividad para crear historias.

Se que en el título de este articulo solo menciono a los dos grandes ganadores, pero Whiplash también merece ser mencionado en dicho articulo.
 


Mejor película
Mejor director: Alejandro González Iñárritu
Mejor guión original: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Armando Bo
Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki

Esta película resultó ser la que se llevó los premios más importantes de todas las categorías. Alejandro González Iñárritu y Cía. cuenta la historia de un actor estancado en el personaje ficticio llamado Birdman, quien quiere levantar su carrera dirigiendo y actuando en una obra de teatro. Ante eso, se enfrenta a su decadencia, a su familia destruida, a una hija sobria, un actor joven prepotente y a una periodista mamona que destruirá la reputación de la obra y la de él mismo. Una historia bastante original y con un final inesperado. Lubezki se ganó su segundo Oscar consecutivo, rompió barreras con una técnica bastante diferente a la que nos tenía acostumbrado ver, implementado para esta película. Iñárritu al fin logró llevarse a casa no solo el Óscar por mejor dirección, sino también por mejor guión original y la mas grande...mejor película.
Y el discurso que dio al final, dirán lo que quieran, pero a pesar de que Iñárritu tuvo que probar suerte en otro país, nunca olvidó a México y esta consiente de la situación en la que vivimos y su mensaje fue sutil pero fuerte:

“Quiero dedicarle este premio a mis compatriotas en México, ruego para que podamos encontrar y tener el gobierno que nos merecemos, a la generación de inmigrantes que están viviendo en este país, para que puedan ser tratados con el mismo respeto y dignidad que la gente que llegó antes. México tiene talento y esta noche ha quedado demostrado”.

-Alejandro González Iñárritu.

 En lo personal, este hombre se ha convertido en mi inspiración y es un ejemplo de cuando quieres ser la persona que quieres ser y estar, hay que pedalear mucho. Gracias.


Mejor diseño de producción.
Mejor diseño de vestuario.
Mejor maquillaje.
Mejor música original: Alexandre Desplat - El Gran Hotel Budapest

Película hermosamente visual. Creo que es la película favorita de los diseñadora gráfico (si, este dato ha sido confirmado por varios compañeros que compartimos la misma profesión). El diseño de producción desde el diseño gráfico de la caja de los pasteles Mendl's hasta las estructuras de los sets de filmación. El maquillaje muy impresionante tanto en convertir a la actriz Tilda Swinton en una anciana de 83 años, colocar a México como marca de nacimiento en la bella cara de Saoirse Ronan y en fin, bigotes y peinados de los actores. Y la música, ni se diga. Una obra maestra del parisino Alexander Desplat, que curiosamente estuvo nominado dos veces, compitiendo así mismo con The Imitation Game. Que bueno que ganó esta. Este Soundtrack lo pongo casi todos los días en mi oficina y es una delicia musical.

 

Mejor actor de reparto: J.K. SIMMONS
Mejor edición.
Mejor mezcla de sonido.
Mi padre y yo tenemos, entre muchas cosas, algo en común. ¡Whiplash! El cabrón de Terence Fletcher actuado por J.K. Simmons era y es el ganador indiscutible de esta categoría como actor de reparto. En mi opinión, también debió estar nominado el protagonista Miles Teller como Andrew Neiman y también su soundtrack, pero en fin... La Academia. Regresando al personaje de Fletcher, su hubiera tenido maestros así, que creo que yo sería una diseñadora gráfica chingona. Este personaje jugaba con la psicología del joven aprendiz de batería, exigía hasta el 1000% de su capacidad física y mental. Pero esta película me enseñó que, si quiere ser un gran músico o abogado, chef o diseñador gráfico sacrificarás muchas cosas: familia, amor, comodidad y tiempo para lograr tu gran sueño. E inmortalizó su gran frase:

"Not Quite My Tempo…”
-Terrence Fletcher por J. K. SIMMONS

 La edición (de video) estuvo excepcional y la mezcla de sonido es deliciosa, según en palabras de mi padre, que es fan del sonido.

¿Qué opinan al respecto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario